Morelia, Mich., a 6 de abril del 2018.- Tras varias horas de  ser levantado por un grupo armado , Gregorio Hernández  Ramírez, hermano del exedil de Aquila, Juan, apareció mal herido.
La esposa de Gregorio, Luisa, fue asesinada a balazos  ayer en su casa de Maruata por presuntamente  policías comunitarios.
Gregorio se encuentra herido de bala en el hombro y secretamente golpeado en el resto de su cuerpo, recibe atención médica y se espera realice  alguna declaración ante el Ministerio Público.
El crimen de Luisa y privación de la libertad de Gregorio, provocó  que comuneros de Pómaro y Maruata, bloquearan  la carretera y quemaron una camioneta, para exigir justicia.
Los comuneros en mantas señalan como presuntos  responsables del crimen de Luisa, a la policía comunitaria.