Por Armando Saavedra


DEL 26-04-18

¿QUÉ PESA MÁS, LO LEGAL O LO ÉTICO Y MORAL?

En el actual proceso electoral, hay un buen número de “candidatos” que están cuestionados por haber incurrido en irregularidades administrativas, cuando ejercieron el poder público y en la mayoría de los casos, dichas irregularidades consisten en el manejo de los dineros públicos sin claridad, de manera que las autoridades responsables de la fiscalización y control del ejercicio de recursos económicos, los han inhabilitado.

En efecto, hay casos de “candidatos” que han sido inhabilitados por la autoridad fiscalizadora, para ocupar cualquier cargo público, como una sanción al mal manejo de la administración pública y los recursos económicos que regentea, empero, a pesar de que en algunos casos la resolución administrativa está firme, para la autoridad electoral no significa nada.

Es probable que la autoridad electoral esté en lo cierto, lo que significaría una enorme laguna legal que, lo que propicia, es la impunidad, mal que aqueja a nuestra sociedad y en gran medida la tiene podrida, motivando que una buena parte de la clase política, siga disponiendo de manera indebida de los recursos públicos, a sabiendas de que a pesar de ser descubierto, solo se le impondría una sanción “administrativa” sin más consecuencias, que cuando mucho, será devolver lo mal manejado, para no utilizar otro adjetivo más fuerte.

LEGALMENTE PUEDEN SER, ¿PERO MORALMENTE?

Más de alguno de mis lectores podrá decir que estoy llegando a la locura, pues si algo hay ausente en la contienda electoral, es la ética y la moral, siendo el llamado “chapulineo”, la prueba más fehaciente de que la ética y la moral, son conceptos subjetivos impracticables ante la evidente descomposición de la clase política y gran parte de la sociedad misma.

En muchísimos países del orbe, donde el respeto a la ley, la ética y la moral son la constante, cualquier político que cometiere cualquier acto ya no solo ilegal, sino amoral o antiético, sin mediar proceso alguno, es obligado o por mutuo propio, a renunciar al cargo público que ejerza, para asumir lo que se conoce como “muerte civil”, que implica no acceder a un cargo público de por vida.

En nuestro país, no solo no hemos alcanzado la madurez política, sino que hemos perdido los principios morales y la ética, como normas subjetivas de la convivencia social, bueno, estamos inmersos en un mar putrefacto, que ni siquiera el marco jurídico impide el avance de esos políticos inmorales, que, mediante artimañas legaloides, evaden el cumplimiento de la ley.

¿VOTARÍA USTED POR ELLOS?

Claro que me queda la reflexión o más bien la ponderación, ¿Votaría Usted por ellos? Sí, por esos que ahora son candidatos a varios puestos de elección popular, desde presidente municipal, diputado local y federal, así como a senador de la república, que por artimañas legaloides no han podido ser castigados, a pesar de sus trapacerías administrativas en el manejo de los recursos públicos.

Nombre, nombres, nombres… Bueno a petición popular le refiero que los ahora candidatos: BALTAZAR GAONA actual presidente municipal de Tarimbaro, famoso por su frase: “Todos somos corruptos”; la candidata del PRI a diputada federal SONIA ANGÉLICA RIVAS ESPITIA y el candidato a senador del PRI JUAN ANTONIO IXTLAHUAC ORIHUELA, estos dos últimos sancionados por la mala administración de los dineros públicos del municipio de Zitácuaro como ediles.

Claro que no falta algún candidato de la coalición “Por México al Frente” como el ex presidente municipal de Tingambato JOSÉ GUADALUPE AGUILERA ROJAS, que, a pesar de tener graves señalamientos por la Auditoría Superior de Michoacán, va nuevamente de candidato o el ex de Charo RAÚL PRIETO GÓMEZ, imputado por la ASM y va nuevamente de candidato buscando la reelección.

¿Y LOS QUE HACEN CAMPAÑA SIN DEJAR EL CARGO?

¡Claro que los hay! Y muchos, los que actualmente ejercen un cargo público, se niegan a dejarlo y hacen campaña para obtener la reelección o bien, buscar otro distinto, a pesar de lo inmoral que es andar haciendo campaña y recibiendo o gastando recursos que tienen administrando. Eso sí, lucharon con denuedo para que fuera legal lo inmoral y es así como vemos a ediles, diputados o senadores, ejerciendo el cargo que ostentan y percibiendo la rigurosa dieta.

¿Nombres? No alcanzaría el espacio, pero por no dejar, los más escandalosos: el presidente municipal de Morelia ALFONSO MARTÍNEZ ALCÁZAR; la senadora LUISA MARÍA CALDERÓN HINOJOSA que dice que pide licencia cada 15 días, pero no suelta el hueso para que lo ocupe su suplente, el mini diputado FIDEL CALDERÓN TORREBLANCA, que es candidato a diputado local plurinominal por MORENA y que, de las 12 sesiones del presente periodo legislativo, solo ha asistido en 4 ocasiones, pero eso sí, cobrando la dieta completa.

De PRI el diputado federal ALFREDO ANAYA OROZCO que ahora es candidato a diputado local y el sancionado por la auditoría superior de Michoacán y candidato a senador de la república en campaña JUAN ANTONIO IXTLAHUAC ORIHUELA, pues en la página oficial del congreso, aparecen todavía como activos y asistiendo a sesiones, del PAN, el más notable, MARKO CORTÉS MENDOZA, es diputado federal y candidato a senador.

MEDALLA AL MÉRITO DOCENTE

El pasado 28 de marzo, el congreso del estado de Michoacán, expidió la convocatoria para recibir candidatos que sean merecedores de la “Medalla Michoacán al Mérito Docente” la que se cerró este día miércoles 25 de marzo a las 15 horas y hasta donde este escribidor pudo saber, solo fueron propuestos el Tecnológico Regional de Morelia como institución, dos profesores de ese mismo tecnológico y los profesores nicolaitas JORGE ÁLVAREZ BANDERAS y el oriundo de la república de Kenia y ya nacionalizado mexicano JEAN CADET ODIMBA ETAMBALAKO.

Para variar, los diputados al congreso están inmersos en un berenjenal, pues al inscribirse una institución tan prestigiada como el tec de Morelia, pone en desventaja a aquellos docentes que de manera individual han hecho méritos propios en la docencia, de manera que a criterio de este escribidor, no es pareja la contienda, en todo caso, se debió de establecer dos categorías, una de instituciones y otra de docentes, pues ya cerrado el plazo para las inscripciones, trascendió que de manera extemporánea se daría inscripción al CREFAL, lo que ha generado ciertas inquietudes.