Por: Fernando Pérez Chávez

Ingobernabilidad en Tierra Caliente

Relevos en el Gabinete de Silvano

Los Cambios no Serán “Sencillos”

En serios aprietos se encuentra el gobernador perredista de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo debido a la violencia que ha desatado el grupo delincuencial de Los Viagras en la Tierra Caliente y ante los inminentes relevos en el gabinete.

La situación no es nada sencilla debido a la ingobernabilidad que se vive en la Tierra Caliente, con la quema de vehículos, narcobloqueos, secuestros y robos en la autopista siglo XXI y en la vispera de la renuncia del secretario de gobierno, Adrián López Solís.

A la escalada de hechos violentos, la desbandada de funcionarios del gabinete estatal debemos de agregarle que está en puerta el proceso electoral el cual se puede contaminar con este tipo de situaciones que se están presentando en Michoacán y que como siempre el gobierno estatal minimiza.

La verdad los cambios derivados de las aspiraciones políticas de varios de los colaboradores del gabinete de Silvano Aureoles Conejo deberán de hacer con mucha responsabilidad, con gente capacitada y con perfil, porque las cosas están complicadas en el estado.

Ante esta situación todo parece indicar que el secretario de gobierno será Juan Bernardo Corona Martínez, actual secretario de seguridad y amigo personal del mandatario estatal, aunque no se puede descartar a Pascual Sigala, titular de Sedrua, que figura en la lista plurinominal para diputado federal.

La titular de la contraloría, Silvia Estrada Esquivel, también renunciará porque buscará una diputación plurinominal, Carlos Paredes Correa, deja la secretaría particular y buscará la diputación federal por el distrito de Zitácuaro.

Por otro lado, Verónica García se separa de la secretaría de Enlace Legislativo, para buscar la diputación federal por el distrito de Zacapu y el director de Sedesoh, Juan Luis Contreras, también renunciará para buscar la presidencia municipal de Churintzio.

Finalmente ojalá y que esta sea la última reconfiguración del gabinete del gobierno perredista de Silvano Aureoles Conejo, porque todos estos cambios de una u otra forma retrasan el desarrollo y del bienestar que están demandando los michoacanos.