Por Leovigildo González

El reto de la seguridad.

Es imposible olvidar la escena en Apatzingán de diciembre de 2006, días después de la toma de protesta de Felipe Calderón como presidente del país se apareció en Michoacán, ataviado de militar  y con él salieron de los cuarteles miles de elementos castrenses en una lucha que se libró contra delincuentes y que marcaría completamente su sexenio.

 

Han sido decenas de estrategias de seguridad las que se han implementado, desde más de 11 años, la Federación y el Gobierno Estatal no habían tenido una coordinación tan estrecha para combatir a la delincuencia.

 

Otra de las grandes estrategias federales, fue enviar un comisionado especial en 2014, quién impuso todos los mandos policiales y de procuración de justicia.  Después de tres años implementada, no sólo no funcionó, ha provocado graves problemas al empoderar a cierto tipo de delincuentes que en algún momento se hicieron pasar como autodefensas.

 

Habrá que reconocer que el gobernador, Silvano Aureoles, se ha preocupado mucho por el tema, se han reforzado las corporaciones policiales, hay un trabajo coordinado con la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) como nunca antes y los resultados, ahí están, objetivos criminales de importancia han sido detenidos.

 

Mayor presencia federal.

 

Michoacán requiere del apoyo completo del Gobierno Federal para el combate frontal al crimen organizado, es ahí donde Enrique Peña Nieto ha fallado.

 

Hace unos días, la Gendarmería Nacional se fue del estado, a pesar de que su presencia es importante en calles y carreteras del estado.

 

De igual forma, la Comisión Nacional de Seguridad brilla por su ausencia, es importante señalar que gran parte de los delitos cometidos por bandas del crimen organizado le corresponde a la Federación actuar.

 

Reacciones

 

Es de señalar que los bloqueos y quema de vehículos son reacciones a los operativos realizados por las Fuerzas de Seguridad, que a pesar de las acciones los delincuentes quieren generar zozobra en la población.

 

La acción policial ha sido contundente, objetivos claros ahora están tras las rejas.

 

Blindan Morelia

 

La capital michoacana fue prácticamente blindada por policías estatales y municipales, para evitar la incursión de delincuentes y generar caos, la pronta reacción provocó resultados inmediatos con la detención de varias personas que tenían en su poder bombas Molotov.

 

El michoacano con experiencia

 

José Alzati Cambrón, actual delegado regional de la Policía Federal Ministerial de la PGR en la Ciudad de México, ha insistido en que Michoacán requiere de una estrategia integral en el combate a la delincuencia.

 

Su experiencia, puede ser de beneficio para estado, los altos puestos que ha desempeñado en la PGR lo ponen como una opción para tomar las riendas de la seguridad en el estado.

 

En una charla con Alzati Cabrón  comentó que ha sido constante la lucha en contra del crimen organizado y que es un problema que México enfrenta en todo el territorio nacional. “Michoacán no es la única entidad, debe seguir la estrategia coordinada con los distinto órdenes de Gobierno” dijo que no es un tema fácil pero sabemos que es posible debido a que se ha logrado contener en otros estados.