Morelia, Mich., 24 de Febrero de 2018.- La explosión de una toma clandestina en un ducto de PEMEX y de una pipa, provocó que se cimbrara el lugar.

Además originó que los cables de alta tensión se incendiaran y los postes se doblaran.

El hecho ocurrió ayer por la madrugada cuando huachicoleros robaban combustible en el ducto en San Miguel del Maíz en el municipio de Copándaro.

De acuerdo a elementos de Protección Civil de Tarímbaro que atendieron el siniestro, la explosión fue de tal magnitud que casi arrancó un poste de energía eléctrica ubicado a orillas de la carretera.

Al sitio acudieron bomberos de Tarímbaro, Copándaro y de personal del Ejército Mexicano y de Petróleos Mexicanos.

En tanto la pipa quedó totalmente destruida.