Por Padre Pistolas

LA PAZ ESTÉ CON USTEDES

– Todo contribuye para el bien de los que aman a Dios
– Ahora aparecen dos discípulos, (no de los 12 apóstoles) Cleofás, hijo de María Salomé, hermano de Judas Tadeo y otro discípulo que vivían en Emaús distante de Jerusalén 11 kilómetros y ya desanimados se topan con Cristo resucitado, a quien no reconocen hasta partir el pan en la cena y a quienes regañaba por no entender las escrituras que Cristo tenía que morir en la cruz y ya noche regresaban a contarles a los apóstoles lo sucedido; cuando aparece Cristo en el Cenáculo a puerta cerrada y les dice la paz este con ustedes.
– Los judíos hasta la fecha dedican toda la mañana a leer y aprender las escrituras los sábados en la sinagoga y ahí está donde la puerca torció el rabo, los mexicanos no leemos nada, menos las sagradas escrituras, pura televisión y cerveza, los domingos ¿cuándo vamos a entender las escrituras?
– La paz de Cristo es algo grandioso, no es la paz de los sepulcros o del desierto eso se llama soledad, ni es la ausencia de guerras o la soledad de los ancianos que abandonan los hijos y cuyas faltas de aptitudes no les permiten hace nada.
– La paz de Cristo es una tranquilidad a pesar de todo: pobreza, falta de trabajo, calumnias incomprensiones enfermedades saber que vamos a morir etc. Nada la perturba, ni la misma muerte.
– La paz viene de la satisfacción de trabajar, de hacer todo el tiempo el bien de saberse amigo de Dios y de confiar en su misericordia y que nos va a perdonar cualquier pecado, de no ambicionar demasiado los bienes terrenos, ni siquiera una larga vida de saberse amado por Dios y amar verdaderamente a Dios, a ustedes creen que el que mata, roba, o secuestra ama a Dios, eso es suplantar a Dios porque solo Dios puede dar y quitar la vida. ¿ustedes creen que un sicario es capaz de dar a vida a alguien a quien asesina? Lo que creo es que se condenan por cometer pecados tan grandes y en esta vida viven un infierno de día y de noche porque su conciencia no les deja en paz a pesar de tanta droga que se meten.
– San Pedro a pesar de haber sido metido en la cárcel va al templo y valientemente les dice: “rechazaron al santo, al justo y pidieron el indulto de un asesino, han dado muerte al autor de la vida”.
– En mis sermones les digo y también en lo particular; “tu eres ateo, tu eres mal agradecido con Dios y conmigo a pesar de haber curado a un familiar, tu eres tacaño, ojete, porque nunca has ayudado ni a la iglesia ni a los pobres, tu eres un mentiroso porque dices y presumes de ayudar a otras iglesias y ni siquiera te conocen y se me salen de misa y me echo encima a toda la familia, pero yo me quedo en paz porque digo la verdad.
– El que cumple los mandamientos, es el que ama a Dios, si no somos unos mentirosos.
– 40 días convivió Cristo resucitado con sus discípulos, no fue un sueño sino una realidad.
– Los primeros indicios eran; la tumba vacía, el testimonio de los ángeles, la aparición a la Magdalena y a Simón y la aparición de los peregrinos de Emaús.
– Para obtener la paz de Cristo se necesita pedir perdón de los pecados
– Invitaron al padre pistolas a un velorio y le rezó al difunto.
– Otro día le hablan; “Padre el difunto se levantó y abrazó y se pidieron perdón a todos los familiares.
– A los dos días Padre venga ahora si se murió.
– A las 6 de la tarde; “Padre ya no venga la esposa dijo entierren a ese cabrón antes que se levante.
Que Dios los bendiga.