Morelia, Michoacán, a 25 de abril de 2018.- Con acciones de promoción y prevención implementadas por la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), la entidad se encuentra en proceso de certificación como área libre de la transmisión de paludismo tras no detectar ningún caso desde el año 2005.

Fue en 2007 cuando la SSM inició el proceso de certificación y ésta se encuentra en proceso de revisión por parte del Gobierno federal, como parte de las etapas establecidas en la norma para emitir un resolutivo.

En el marco del Día Mundial del Paludismo, que se conmemora el 25 de abril de cada año, cabe recordar que a partir de 1998 el estado presentó un descenso importante de casos y, en el año 2004, se registraron los últimos siete, siendo la Jurisdicción Sanitaria No. 8 de Lázaro Cárdenas la más afectada con cinco casos ubicados en Aquila y uno en Lázaro Cárdenas.

Asimismo la Jurisdicción Sanitaria No. 7, de Apatzingán, registró un caso en Aguililla, cifra que representa el 14.3 por ciento del total de casos registrados en ese año.

El objetivo del programa preventivo, instruido por la titular de la SSM, Diana Carpio Ríos, es mantener la entidad, como en los últimos 13 años, sin la presencia de casos para lograr la certificación del estado como área geográfica libre de la transmisión autóctona del paludismo, y como consecuencia evitar las defunciones por esta causa.

El jefe del Departamento de Enfermedades Trasmitidas por Vector y Zoonosis, Luis Alberto Arriaga Belman, destacó que con las acciones de prevención y control del vector transmisor se ha logrado mejorar la eficiencia y eficacia en la operatividad del programa, fortaleciendo la coordinación con otras instituciones.

Para ello, dijo, se realizan capacitaciones permanentes al personal médico y de vectores en cuanto a la estrategia EMHCA (Eliminación y Modificación de Hábitats de Criaderos de Anofelinos), la vigilancia epidemiológica, promoción de la notificación y búsqueda de febriles, así como el diagnóstico hidrológico entomológico.

“Estas acciones nos permiten establecer un diagnóstico situacional y enfocar acciones de prevención del paludismo y control del vector”, señaló.

Cabe mencionar que el paludismo es una enfermedad potencialmente mortal causada por parásitos (PLASMODIUM) que se transmiten al ser humano por la picadura de diversas especies de Plasmodium, Ovale, Malariae, Falciparum y Vivax, este último responsable de los casos registrados en el estado.

De ahí la importancia de intensificar la vigilancia epidemiológica, hidrologica-entomólogica y parasitológica, además de llevar a cabo acciones básicas de prevención por medio de la promoción para la salud y de control del vector desde su fase larvaria.

Esta tarjeta tiene fines exclusivamente informativos en materia de salud, de conformidad con lo dispuesto por el primer párrafo del artículo 209 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales.