Después de todo, cuando estás enamorado,

quieres contarlo a todo el mundo. Por eso,

la idea de que la comunidad científica

no hable al público de la ciencia me parece aberrante.

Carl Sagan

Arturo Suárez Ramírez / @arturosuarez

Estimado lector, gracias. El discurso del subsecretario Hugo López-Gatell ya raya en la esquizofrenia o en la poca madre que ha demostrado, pero lo peor es que desde Palacio Nacional siguen con su campaña de odio y solapando a los aduladores de López Obrador, aunque eso signifique lastimar la dignidad de los niños con cáncer y hasta atropellar sus derechos humanos, aunque claro para estos el tema se trata de un golpe de Estado.

La realidad es que el plazo se cumplió, el presidente empeñó de nueva cuenta su palabra y los medicamentos simplemente no llegaron como dijo el tabasqueño, pero acepta que hay medicamentos difíciles de conseguir, lo que significa que en su ejercicio de comunicación circular dice medias verdades, pero así son los del gobierno humanista que culpan al pasado y evitan su responsabilidad.

De la Comisión Nacional de Derecho Humanos no se sabe nada, un silencio sepulcral en ese tema y también cuando hace un año los médicos y personal de salud se manifestaban por la falta de medicamentos e insumos para hacer frente al Covid-19, claro que doña Rosario Piedra Ibarra es la presidenta del club de fans del Pejelagarto quien la instalo en la Comisión, eso sí dice que se está haciendo un buen trabajo, de nuevo miente.

Pero el asunto de los dichos de los López no para ahí, sino que además lanzan retos a los manifestantes para que muestren el musculo, los padres de familia y grupos que los apoyan ya les tomaron la palabra y les van a paralizar de nueva cuenta el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, veremos cuál es la actitud de las autoridades federales y de la obediente jefa de Gobierno de la CDMX a la hora del bloqueo.

No cabe duda que a López-Gatell le hace falta sentido común, ha colgado la bata de doctor y de científico, como administrador público en un fracaso ahí están los resultados de la pandemia, de política y diplomacia no sabe nada, es uno de los mediocres del gabinetazo de López, nada más que sus errores y poca madre repercuten en la salud de los mexicanos, están jugando con fuego.

Si algo se le reconocía a López Obrador como candidato, es que era muy cercano a la gente, empático con sus causas y curiosamente como presidente se ha alejado y por ahí terminará por romperse la relación con la ciudadanía, por lo pronto ya comenzó con las clases medias, eso del pueblo bueno solo está en su loca cabeza… Mejor ahí la dejamos.

Entre Palabras

Que López Obrador no recibe a Silvano Aureoles por no lastimar la investidura presidencial, eso ocurrió desde el primer mes de su mandato.

Escríbeme tus comentarios al correo [email protected] y sígueme en la cuenta de Instagram en @arturosuarez_.

Hasta la próxima.