Morelia Mich a 15 de marzo del 2018.- Reclusos del Centro de Alta Seguridad para el Delito de Alto Impacto, vuelven a denunciar las irregularidades que privan el el lugar y denuncian que personal de custodia cobra cuotas y permite la venta de drogas.

En una carta que familiares de los presos entregaron el este medio de comunicación redactada a mano escrita, acusan a un custodio apodado “El Mini Tauro” de liarse a golpes con un detenido y denuncian a un ex elemento apodado El Tacámbaro, quien supuestamente vendía enervantes, mismo que se dio a la fuga al verse descubierto.

A continuación se presenta la misiva íntegra:

A quien corresponda.

Presente:

Por este medio me dirijo a Usted, con  la finalidad de informarle lo siguiente:

Derivado de las acciones que se han suscitado al interior del “Centro de Alta Seguridad para Delito de Alto Impacto No 1”, donde las envidias, rumores sin fundamente, han llevado al cambio y rotación de personal de seguridad, malos tratos y vejaciones a personas privadas de su libertad, excesos en las medidas preventivas de seguridad; y de más.

Así como que su personal de “confianza” si así lo  desea llamara en este caso sus jefes de grupo, están siendo deshonestos y desleales, al quitar del camino a elementos que realizan sus labores siguiendo los preceptos básicos a los que se deben apegar conforme dicta nuestra Carta Magna, y las Leyes de seguridad emanadas de la misma, por ambiciones personales al enriquecerse el mismo, hablando en concreto del ya famoso “Mini Tauro”, el cual con lujo de prepotencia y falta de profesionalismo, trata mal a los internos a tal grado de que en días pasados al querer propasarse con un interno, se le salió de control la situación y después de patear al interno, este se resolvió y le propinó varios golpes al “Mini Tauro”.

Sus ambiciones son tan grandes que cobra cuotas a los internos que según trabajan para él en cuanto a la venta y distribución de enervantes, estupefacientes y diversos tipos de substancias prohibidas. Señor General esta es su gente, la cual aprovechando su supuesta apariencia de buen trabajo, introducen al penal DROGAS, usando una cadena de elementos de su confianza una de ellas el tal “Tacámbaro” custodio que al verse descubierto abandonó su trabajo y se dio a la fuga sin que “nadie lo pudiera detener”.

Mientras pone sancadas a la gente que lejos de darles problemas y dolores de cabeza le da soluciones.

No estamos a favor de nadie pero si en contra de injusticias. Que se tienen que terminar, la mayor parte de personas que están en este lugar hablamos de un 85% del total, son personas trabajadores y que solo buscan tener una estadía lo más tranquila que puedan hasta que con el favor de Dios salgan a su libertad.

Por lo pronto debemos ser conscientes que las personas son una con los jefes o altos mandos y con el personal y subordinados son otros.

Señor General, ponga un alto a las arbitrariedades del “Mini Tauro” que se pavonea por CERESO,  con tal impunidad. Pisoteando a sus subalternos para sobresalir y “ganar puntos”.

ESPERAMOS UNA RESPUESTA

Y UNA SOLUCIÓN.

INTERNOS ALTO IMPACTO N°1