Por José Cruz Delgado

El burro hablando de orejas
Anaya y Obrador son más de lo mismo
Se consumó el perverso plan de Carlos Quintana
Profesores universitarios repudiados por la sociedad michoacana

Es muy fácil criticar y no acepta los errores, eso exactamente le sucede a Ricardo Anaya, precandidato de México al Frente a la presidencia de México, quien le gusta hablar de otros pero le molesta que lo critiquen y hasta peca de hipócrita, cuando así le conviene para defender lo indefendible, y como es su costumbre, al igual que Andrés Manuel López Obrador hablan de todo pero cuando se trata de la autocrítica se hacen de los occisos, per que se puede esperar de dos políticos enfermos de poder que intentan engañar a los mexicanos disfrazados de demócratas pero que en la realidad son más falsos que un billete de 15 pesos.

López Obrador catalogó a Elba Esther Gordillo como parte de la mafia del poder y hoy sin escrúpulo alguno la hace su aliada a través de sus parientes más cercanos, recibe a panistas a cambio de dádivas porque al fin y al cabo lo que más le interesa llegar al poder, los medios es lo de menos.

Ricardo Anaya critica que el PRI va en picada y parece no darse cuenta de lo que sucede en su partido, sí, de ese partido del que se adueñó para convertirse en precandidato y que está desmoronándose con la salida de varios personajes que en su momento fueron pilares fundamentales dentro del panismo gracias a él.

¡El burro hablando de orejas!

Y finalmente se concretó el perverso plan del panista Carlos Quintana Martínez al registrarse como pre candidato a la presidencia municipal de Morelia arropado por los de partidos de la Revolución Democrática, Partido Verde Ecologista de México y de Movimiento Ciudadano.

Sucede que Quintana Martínez ahora se siente el salvador de la capital michoacana y dice que siempre se ha preocupado por los problemas de la sociedad moreliana, nada más falso pues siempre se ha preocupado por él mismo, por su ambición, apoyado por el nefasto Marko Cortés Mendoza, quien traicionó a los calderón para lograr sus fines políticos personales y se alió con Ricardo Anaya convirtiéndose en su “sirviente”.

Pero Quintana se llevará una gran sorpresa en las próximas elecciones por la gente está cansada de políticos desconocidos y advenedizos como Quintana Martínez y el actual alcalde independiente Alfonso Martínez Alcázar que pese a su gobierno fallido pretende reelegirse.

¡Vaya descaro”.

Volviendo al tema de la Universidad Michoacana, sucede que ayer el Sindicato de Profesores, dizque por mayoría, decidieron continuar con el paro de bazos caídos que desde hace casi tres meses afecta a un promedio de 55 mil estudiantes, pese que recibieron parte del pago de prestaciones del fin de año y la promesa de que en esta misma semana, el próximo jueves, les liquidarían la otra parte, sin embargo les fue más fácil seguir lesionando a la comunidad universitaria que pactar un regreso a clases, esta postura de intransigencia es repudiada por los michoacanos en general que no entienden el por qué no ceden un poco en sus desmedidas pretensiones económicas.

Y téngalo por seguro que regresarán cansados del paro de “brazos caídos” y muchos no se presentarán a trabajar, de por sí, la mayoría son faltistas que solo van a firman la lista de asistencia y se van.

¡Pobre universidad”