José Cruz Delgado

Por: José Cruz Delgado

Evidente división entre Cristóbal Arias y Raúl Morón
Choque de trenes por el poder
La traición es la especialidad de Tinoco Rubí

La división entre los morenistas Cristóbal Arias Solís y Raúl Morón Orozco, el primero senador electo y el segundo presidente municipal por Morelia es más que evidente, ambos ambicionan ser candidatos a gobernador por el estado de Michoacán, aunque para ello tengan que recurrir a lo más bajo de la política.

Aunque todo indica que Morón Orozco ya le tomó la delantera a Arias Solís y conformó un grupo de viejos políticos como Genovevo Figueroa Zamudio, ex priista, perredista y exgobernador, Fausto Vallejo Figueroa, ex priista y exgobernador por el PRI, Guillermo Rizo Hernández, que ha militado en varios partidos y que actualmente funge como subsecretario de Gestión Laboral y Patrimonial en la actual administración perredista que encabeza Silvano Aureoles Conejo y que al parecer lo ha traicionado, el exgobernador y ex perredista y ahora morenista, Leonel Godoy Rangel, así como el eterno enemigo del PRI, el también exgobernador Víctor Manuel Tinoco Rubí y el presidente municipal electo en Morelia, Raúl Morón Orozco.

Se comenta que el ex gobernador Víctor Manuel Tinoco Rubí es quien está promoviendo a Morón Orozco con los exgobernadores para que lo apoyen en su proyecto de alcanzar la candidatura al gobierno del estado, ello ha de tener preocupado al senador electo Cristóbal Arias Solís quien también aspira la candidatura que ante el apoyo de estos viejos políticos sus posibilidades se reducen.

De Tinoco Rubí todo se puede esperar porque su especialidad es la traición, no le importa traicionar a quien sea con tal de lograr sus maquiavélicos y perversos propósitos, al fin cabo, que importa una traición más. Ya está acostumbrado y es capaz de convencer al otro traidor de nombre Enrique Ochoa Reza para que apoye al futuro alcalde moreliano

El senador electo Cristóbal Arias Solís debe tener mucho cuidado con estos personajes y sobre todo cuidarse de Raúl Morón, quien en su afán de lograr la candidatura al gobierno de Michoacán es capaz de pactar hasta con el Diablo.

Morón Orozco y Arias Solís ya han de ver tomado distancias y la ruptura entre ambos es más que evidente, sobre todo porque el primero ya le ganó la delantera y prácticamente amarró a un grupo que lo apoye en su ambición de poder y no le dejó nada de donde apoyarse.

Pero Cristóbal puede tener un as bajo la manga, es muy hábil y tiene más experiencia que el inútil de Morón pues hay que recordar que ya fue dos veces candidato al gobierno del estado y se las sabe de todas a todas y puede convencer a los que ahora apoyan al próximo alcalde de la capital michoacana, solo debe recordar que el que traiciona una vez traiciona dos veces.

La ventaja de Morón es que vivirá en la capital michoacana, mientras que Arias Solís estará más en la Ciudad de México y en eso le puede comer el mandado, a no ser que conforme también otro grupo que haga trabajo político a su favor en el interior del estado, algo que no se duda porque es una trucha cuerera.

Casi es seguro que Morón trabajará más en su candidatura que por los morelianos. Por lo pronto, el encontronazo entre los dos políticos ya se dio y nada bueno se espera del choque de estos dos trenes.

Por lo pronto, quien encabeza el equipo de campaña para promover al morenista Morón rumbo a la candidatura ante los otros exgobernadores es el priista Víctor Manuel Tinoco Rubí, quien de esta manera, ambos le dan la contra al senador Arias.

Incluso se rumora que ya cada exgobernador tiene su responsabilidad, y que Genovevo Figueroa Zamudio operará para Morón  en la capital michoacana, incluyendo la Universidad Michoacana, Víctor Manuel Tinoco Rubí en la región Oriente, Leonel Godoy en la Costa Michoacana, Fausto Vallejo Figueroa lo que es la zona centro, Zamora y Uruapan y Guillermo Rizo Hernández en la Ciénega de Chapala  y La Piedad.

Así las cosas, y aunque faltan dos años y medio para lograr la candidatura, el encono entre Arias Solís y Morón Orozco es a todas luces evidente, pero todo indica que Morón le ganó la primera mano al senador electo, así que el excandidato al gobierno debe buscar la manera de contrarrestar el avance del próximo al alcalde de Morelia.

.