José Cruz Delgado

Por: José Cruz Delgado

La refundación del Partido Revolucionario Institucional es imprescindible, no hay vuelta de hoja, y si quiere ser lo que antes fue debe abrirse a los procesos democráticos, que la militancia decida quienes quieren que sean sus dirigentes y hacer de lado las “pandillas” políticas como los Chones, los Tinocos y los Chuchos, de otra manera seguirán los mismos vicios, el mismo cochinero de siempre.

Dichos grupos deben hacer de lado sus intereses personales, porque además le han hecho mucho daño al tricolor porque se sienten imprescindibles, sienten que sin ellos el Revolucionario Institucional no avanza, pero están equivocados, si ha retrocedido es por su culpa porque se quieren apoderar de él.

Muestra de ese retroceso es la contundente derrota que sufrió el pasado 1 de julio cuando la dirigencia nacional a través de terceros se apoderaron del PRI e impusieron candidatos a su arbitrio, nunca pensaron en la militancia sino en sus objetivos personales.