Por Padre Pistolas

– San Marcos nos presenta la transfiguración de Cristo, ante Pedro Santiago y Juan y ante Moisés que representa a la ley, a Elías que representa a todos los profetas y tiene como fin una transfusión, no de sangre si no de esperanza para que no cayeran los discípulos en una depresión por la pasión y muerte de Cristo en la cruz.

– Somos ciudadanos de este mundo y tenemos que mejorarlo cada día y toda creatura que vivan en el, pero sobre todo, somos ciudadanos del cielo y no nos vamos a nacionalizarnos definitivamente, acá en el mundo porque vamos de paso y debemos hacer planes para la eternidad porque, este mundo sus estrellas, sol y luna un día se van a acabar, en cambio es nuestro espíritu o alma eterna, indestructible y tan importante, que Dios sacrificó a su hijo en la cruz por nosotros verdaderamente y no como Abraham, que quiso sacrificar a su hijo Isaac pero a la mera hora Dios no lo permitió, ¿qué más prueba de amor hemos recibido de Dios que sacrificar a su hijo único?

– El conservar la esperanza a pesar de la pobreza, el hambre, la corrupción de nuestros gobernantes, porque ahora tienen postulados a senadores y diputados a verdaderos delincuentes que andan huyendo, pero ya nombrados diputados plurinominales ¿quien les hace algo? Supermán les viene guango, ¿qué clase de gobierno nos espera? Y a pesar de todo con la esperanza nos conservaremos llenos de vitalidad.

– No olvidemos que la gloria pasa por la cruz.

– Nuestros candidatos proponen una constitución del bien para acabar con la violencia y la corrupción, pera que esa constitución ya está en los mandamientos

– * No matarás y aprueban el aborto

– * No cometerás adulterio y aprueban la unión de jotos y lesbianas

– * No robarás y eso es lo que más hacen, amar y servir a Dios y al prójimo y eso es lo que más hacen, quitar los pecados capitales

– * Orgullo y lo ven chiquito a uno.

– * La gula hay puro panzón y borracho, con puro vino caro

– * La lujuria y no dejan a una para comadre

– * La ira y mandan matar a los que les estorban

– * La avaricia y cada periodo se aumentan el suelazo, se hacen cirugía plastica a costa de nosotros las esposas y no conformes se ponen pensiones multimillonarias y al pobre campesino nada, no sacan los gastos de la siembra y gracias a ellos no nos morimos de hambre ¿cuál constitución del bien? No sean mameyes.

– Dios dice este es mi hijo amado escúchenlo, escúchenlo.

– Escuchen a mi hijo amado que ahora hable en:

– El que quiere ropita que ya no sirva.

– El que no tiene empleo.

– El que pide una limosna, etc.

– Le preguntan a un padrecito medio enamorado:

– Padre, veremos al papa que dé permiso de casarse a los sacerdotes

– Nosotros no, pero nuestros hijos si

Que Dios los bendiga.