Salvador Hurtado

Por: Salvador Hurtado

Miguel Manzano y Joaquín Pardavé artistas que llevan el mismo nombre y que son sobrinos nietos de dos de los grandes actores del cine de la época de oro, radican en Morelia uno actúa y el otro es músico, presentándose a muy bajo costo para a la gente gustosa de la escena local que no cuenta con recurso suficiente para asistir a los eventos aún más populares.

La característica principal de cualquier arte popular es su orientación hacia el público en general. Se podría afirmar que el pueblo es el protagonista del arte popular. Hay que tener presente que el arte se ha vinculado tradicionalmente con las élites sociales y, por lo tanto, con sectores minoritarios y, en consecuencia, resulta lógico que el pueblo fuera creando sus propias formas y posibilidades de disfrutar el arte y la música.

El concepto de popular vinculado al arte implica que una manifestación artística pretende conectar con la mayoría de la gente. De esta manera, esta modalidad de arte es eminentemente participativa, abierta y merodeadora. El estilo del arte popular suele ser directo y accesible. Así, todo lo que sea sofisticado e incomprensible se aleja del espíritu de lo popular. Esto no significa que el arte popular tenga una categoría inferior sino que tiene otro lenguaje y un planteamiento distinto. Pongamos un ejemplo ilustrativo: la danza clásica es elitista (se realiza en teatros con cierto lujo y las entradas son normalmente caras) pero la danza popular o folclore se puede bailar en una plaza y en un ambiente distendido y muy alejado de las formalidades. Así, bailar puede ser elitista o popular y esta diferencia se podría aplicar a cualquier expresión artística.

En este caso, dos disciplinas las que nos ha tocado presenciar en nuestra ciudad una refiere a lo actoral, teatro y la otra musical rock de los 70´s, conciertos. En ambos casos de gran calidad y al alcance del bolsillo de la clase media de nuestra sociedad tan necesitada de disfrutar este tipo de eventos, sólo que por cuestiones económicas a la mayoría no les es posible, no son buenas las comparaciones sobre espectáculos, pero en estos casos es necesario y comentamos pues:

Cuando se presenta en Morelia una obra de teatro con actores fundamentalmente prefabricados que salen en programas de malísima calidad en televisión y en la mayoría de los casos pésimos, los costos son escandalosamente altos y evidentemente para la mayoría es totalmente prohibido asistir, al parecer lo más económico oscila en los 500 pesos por persona.

En lo que respecta a grupos musicales, cuando vienen ese tipo de bandas, inclusive muchas en decadencia, sobre este tema y como nos gusta el buen Rock, no mencionaremos los nombres para no caer en lo hereje, pero cobran escandalosamente caro y pues espectáculo prohibido también para las mayorías, cobran mucho lo más barato alrededor de 500 pesos, presenciándolo casi desde el cerro del punhuato.

Ni que decir cuando actúan en esta ciudad cantantes a la altura de José Luis Perales, Miguel Bosé, Alejandro Fernández, Raphael, Juan Gabriel (+), Marco Antonio Solís, Bunbury, entre otros de los llamados grandes.

Pues bien, vamos al teatro. Gran éxito en las presentaciones de teatro, fue como se presentó la puesta en escena “Cama para 4”, bajo la dirección de Miguel Manzano Madrid sobrino nieto del fallecido actor de renombre Miguel Manzano de la época de oro del cine Mexicano.

Manzano, quien produce, actúa y dirige este montaje comentó que el público salió muy agradecido y divertido de la obra. Esta puesta en escena aborda el tema de una pareja que expone sus aventuras fuera del matrimonio, de una manera cruda pero real, una mescolanza entre cuatro personajes que resulta en una entretenida y divertida obra.

Muestra de ello es el que haya llenado el teatro Ocampo en el centro Histórico de esta ciudad. El actor agregó que el 19 de mayo “Cama para 4” llegará a Lázaro Cárdenas con dos funciones, además de que existe la posibilidad a fin de que se presente en más lugares del estado.

La obra fue calificada como una comedia realista para reflexionar, fue del total agrado del público moreliano: en sus dos presentaciones aglomeró el contorno teatral.

Miguel Manzano Madrid, director y actor de la misma expresó su agradecimiento a los morelianos por la aceptación, además de que prometió volver a abrir más fechas para las personas que no alcanzaron a presenciarlo,

“Apoyemos el teatro michoacano, este es un ejemplo claro de que hay talento sin ir tan lejos, somos personas que sabemos lo que hacemos”, acotó Manzano Madrid.

Esta obra, informó reunió las actuaciones de Pablo Tena, Anna Gargiulo y Abril Jaimes.

El director de la obra recordó que Manzano Producciones tiene aproximadamente tres años de haberse creado en esta ciudad y hasta el momento han presentado cinco puestas en escena.

El actor explicó que el siguiente proyecto será “Dos penes apenados pero jamás agachados”, escrita, producida, actuada y dirigida por él mismo, a la cual seguirá la obra “El show de doña Flor”. Pudimos constatar que es teatro de calidad, pero lo asombros es el que si lleno todo el teatro, fue por el costo general de 100 pesos.

En cuanto a conciertos, hace tiempo escribimos sobre el éxito al presentarse el grupo de rock ‘La Gran Jamona’ cuyo director es el talentoso músico y sobrino nieto de aquel actor y compositor del mismo nombre, Joaquín Pardavé. Su show en la azotea del bar “Porter British Pub”, que se ubica en la explanada de las oficinas de Relaciones Exteriores en esta capital, registró una magnífica asistencia de público joven y veterano el cual disfrutó una tarde de música dedicada a The Beatles, el público enfundado en playeras negras coreó a todo pulmón cada una de sus interpretaciones. Los organizadores de este singular concierto en la azotea, hicieron un esfuerzo para integrar la programación en dicha explanada, llevando ocho años consecutivos para brindar diversión y entretenimientos con su banda estilo 70´s emulando principalmente al Cuarteto de Liverpool.

La Gran Jamona se presentó un domingo de hace algunas semanas, en el que ofrecieron un espectáculo tributo a los Beatles en el que interpretaron temas como Yesterday, Let it Be, And Your Can Sing, además de diferentes éxitos de los ingleses, todo ello en aproximadamente tres horas.

Comandados por Joaquín Pardavé nieto, la banda se conformó en el año 1994, con la intención de rescatar e interpretar grandes eternos clásicos de rock en inglés, iniciando su carrera en Morelia, Michoacán. Así pues, a lo largo de sus 25 años de carrera, se han presentado en diversas ciudades del estado y la República Mexicana siendo el pilar el vocalista. En sus logros la banda fue convocada en el 2006 a participar en la semana Beatle que se realizó en Liverpool, Inglaterra, así como temporadas en Cozumel, Quintana Roo y Puerto Vallarta en bares de reconocido nombre.

Aunque el concierto se realiza al aire libre, es importante señalar que por asistir, no se cobra ninguna entrada, el consumo de algún bocadillo o bebida es lo que se cubre y no todos consumen, así que se espera siempre la fecha de este gran concierto